¿Qué considera Warren Buffet al invertir?

Warren Buffet es uno de los inversionistas más exitoso del ámbito financiero. Todo su enfoque está basado en el valor de las empresas y su precio en el mercado. Se dice que una vez que se decide por una empresa, actúa como el dueño de la misma, y no como un inversionista cualquiera. A la forma de invertir de Warren Buffet le influyeron dos personas: Ben Graham y Philip Fisher. De uno aprendió lo estricto, lo cuantitativo y del otro el efecto que la administración puede tener en el valor del negocio.

Pero vayamos a lo sabroso, muchos nos preguntamos en qué se fija el señor Buffet a la hora de invertir. Principalmente son 4 reglas que él destaca:

  1. Nunca sigas las fluctuaciones día a día de los mercados accionarios
  2. No trates de analizar o preocuparte por la economía general
  3. Compra un negocio, no su acción.
  4. Administra un portafolio de compañías de las que te agradaría ser dueño

Nunca sigas las fluctuaciones día a día de los mercados accionarios

El señor Buffet comenta que es importante “hacer la tarea”. Si tus análisis te indican cierta dirección acerca de una empresa, ¿por qué seguir al mercado entonces? Segundo, cuando compras una acción es porque crees que es un buen prospecto y lo seguirá siendo por algunos años, por consiguiente, lo que le pase al precio en el día a día es totalmente intransigente.

Un inversionista no necesita la aprobación del mercado para cualquier compra de acciones.

El señor Buffet nos comenta que la única utilidad de mirar al mercado regularmente es para darnos cuenta si alguien es lo demasiado inocente para vender un negocio a buen precio.

No trates de analizar o preocuparte por la economía general

A sabiendas de que esto parece difícil, ¿cómo no me voy a preocupar por lo que pasa en la economía mundial? El señor Buffet nos hace referencia al punto anterior: si no puedo predecir el día a día de UNA acción, ¿cómo voy a predecir lo que hará la economía en conjunto en determinado tiempo? El problema empieza cuando ciertos inversionistas asumen cierto modelo económico y seleccionan acciones que caen en este modelo, limitando la visión y percepción.

Tenemos que fijarnos de aquellos negocios que serán capaces de prosperar independientemente de la situación económica. Estos, dicen Buffet, son en los que vale la pena invertir.

Compra un negocio, no su acción

Imaginemos esto: si tuvieras suficiente dinero para adquirir cualquier empresa, ¿cuál sería? Basándonos en esto, sabremos en cuáles acciones depositar nuestra confianza. Claro, hay que fijarnos en 4 aspectos:

Del negocio:

Claro que hay que saber y entender algunos términos básicos en las finanzas como flujos de efectivo, relaciones laborales, precios, flexibilidad y requerimientos de capital. Hay que ser realistas y saber identificar qué es lo que no sabemos, para no cometer errores.  En general, las empresas con mejores utilidades son aquellas que en el largo plazo han distribuido lo mismo. Busca empresas que han sabido sortear las altas y bajas de la economía, no sólo aquellas que han tenido buenos periodos.  Otra cosa importante es verificar si tiene proyección a largo plazo o si son rentables en su mercado, por ejemplo el petróleo, alimentos, etc.

De la administración:

La pregunta clave aquí es: ¿La administración y los dueños siguen la misma dirección? Hay que preguntarse si los gerentes invierten bien los excedentes de capital. Si llegan a invertirlos en proyectos que generen mayor retorno que el costo de capital es una buena decisión, de lo contrario sería mejor darlos como dividendos a los accionistas. Los gerentes irracionales invierten en proyectos con cada vez menores retornos sobre la inversión.

De las finanzas:

A los que ya conozcan el dichoso ROE (return on equity o retorno sobre capital), Buffet comenta que es en este en el que hay que fijarse, y no en las ganancias por acción. Recordemos que esta razón se obtiene de las utilidades operativas divididas entre el capital aportado. Un buen equipo administrativo se va a enfocar en obtener buen retorno sobre capital utilizando nada o poca deuda.

Algo que también es importante es calcular “ganancias del dueño”. Estas se calculan cuando se suma la depreciación y amortización a el ingreso neto y se restan los gastos por capital  que se tienen por mantener el volumen de unidades.

Este cálculo refleja la verdadera posición de flujo de efectivo de una empresa.

El tercer aspecto financiero es fijarse en compañías con margenes de utilidad altos, ya que cualquier gasto extra o innecesario afecta la utilidad de los accionistas.

Por último hay que fijarnos si por cada peso de utilidades retenidas, la compañía crea al menos un peso extra a valor de mercado.  Como en el largo plazo, el valor de una acción reflejará el valor económico de la empresa, debemos de fijarnos cuánto crea la empresa por cada peso que decide retener. Para estimarlo, hay que restar todos los dividendos de las ganancias netas de la empresa en toda su historia. Esto nos va a dar las utilidades retenidas totales. A este valor hay que sumarle el valor de mercado del principio del periodo analizado, a lo que llamaremos Total A. Si la compañía ha hecho las cosas bien, el valor de mercado va a ser mayor que el Total A que adquirimos. Si no, las cosas no se han hecho bien.

Del mercado:

Aquí hay que fijarse en el valor de mercado basado en los flujos de efectivo esperados a lo largo de la vida del negocio, descontado a una tasa razonable. Esta es la forma en la que diferentes negocios deben de compararse. Otra forma es ver si el valor de mercado es menor al valor real, ya que de serlo, es una buena adquisición.

Por último, se recomienda diversificar un portafolio de compañìas de las cuales entendamos completamente sus fundamentales, para Buffet, diversificar sin saber es perder el dinero.

Como pueden ver, invertir no es fácil, sino requiere planeación y conocimiento. Esto aplica en cualquiera de nuestras inversiones, tenemos que interesarnos en conocer todas las bondades y detalles que requieren. Al igual que en cualquier tema, si lo dominamos a profundidad, existe una confianza en nuestro conocimiento y podemos dejar de seguir a los demás. Aquí les dejo otras ideas del señor Buffet:

  • Existe una diferencia entre invertir en una acción en particular y tratar de predecir la dirección del mercado en general.
  • Aguantar al Sr. Mercado y sus cambios de “humor”
  • Los inversionistas deben de estar financiera y psicológicamente preparados para enfrentar las fluctuaciones del mercado en el día a día.
  • Las bajas en los precios son una manera de anexar más acciones a menos precio a nuestro portafolio
  • La habilidad de decir “no” a menos que todos los hechos estén a tu favor
  • Tener éxito en una inversión no significa ser infalible
  • No seguir a la multitud
  • Un inversionista y un hombre de negocios deben de ver a la empresa del mismo modo
  • Juzgar a una compañía por las fluctuaciones a corto plazo es un error

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s