Sobre las condiciones del mercado actuales

“He arribado finalmente a una “ley” sobre la naturaleza humana que no puede evitarse y que es poco probable que sea modificada de forma importante. Esta ley dice que la gente sin experiencia o habilidades superiores podrían hacer mucho dinero rápido en el mercado accionario, pero no pueden conservar lo que generan, y la mayoría termina con pérdidas netas. (Esto es verdadero a pesar de que la tendencia de largo plazo de los precios de las acciones es alcista.) Esta es una aplicación particular de una ley más amplia que podría mencionarse simplemente como: “No existe tal cosa como una comida gratis.”

El mercado accionario ha alcanzado sin duda la etapa donde mucha gente está interesada en comidas gratis. Los extraordinarios niveles de precios de las acciones de compañías electrónicas y en industrias similares, la avalancha de ofertas públicas iniciales de pequeñas empresas a 25 o más veces su utilidad promedio y tres veces su valor neto (con incrementos en precios inmediatamente después de salir a la bolsa), los diferenciales de precios completamente sin garantías por los especuladores – todos indican elementos temerarios en la estampa del mercado accionario actual que deja prever serios problemas en el futuro, si la experiencia del pasado significa algo.

He de concluir con uno de mis clichés favoritos- El dicho francés: “Mientras más cambia, más es la misma cosa.” Siempre he pensado que este motto aplica para el mercado accionario mejor que en cualquier parte. Ahora, la verdadera parte importante de este proverbio es la parte, “mientras más cambia.” El mundo de la economía ha cambiado radicalmente y cambiará aún más. La mayoría de la gente piensa ahora que la naturaleza esencial del mercado ha sufrido un cambio de igual proporción. Pero, si mi cliché tiene fundamentos – y la única excusa de un cliché, pienso yo, es que tiene fundamentos – entonces el mercado continuará siendo fundamentalmente lo que siempre ha venido siendo – un lugar donde un gran mercado alcista es inevitablemente seguido por un gran mercado bajista. En otras palabras, un lugar donde las comidas gratis de hoy se pagan doble mañana. A la luz de la experiencia, pienso que el actual nivel del mercado accionario es uno extremadamente peligroso.”

Benjamin Graham

Benjamin Graham (el padre del Value Investing) escribió este texto en 1960 y como muchos de sus escritos, el texto sigue vigente aún más de cinco décadas después. Como diría Seth Klarman: “Invertir, cuando parece más fácil, está en realidad en su punto más difícil.” 

Seth Klarman: Lo que he aprendido de Warren Buffett

Esta es una carta que escribió Seth Klarman para el Financial Times. Me atreví a traducirla textualmente por varios motivos: Klarman es un inversionista muy interesante, muy rara vez participa en los medios de comunicación y el contenido es muy valioso. Todos los derechos son de Klarman y FT.

buffett-SC

Lo que he aprendido de Warren Buffett por Seth Klarman

Así como Warren Buffett fue un estudiante de Benjamin Graham, hoy todos somos estudiantes de Warren Buffett. Se ha enriquecido y vuelto famoso por sus inversiones. Es una persona de interés, empero, no por estas cosas si no a pesar de ellas. Es, antes que nada, un maestro, un pensador profundo que comparte en sus escritos y discursos la profundidad, alcance, claridad y evolución de sus ideas.

Ha provisto a generaciones de inversionistas con un gran regalo. Muchos, incluyéndome, hemos visto a nuestros horizontes expandirse, a nuestros supuestos ser retados y nuestra toma de decisiones mejorarse a través de un entendimiento de las lecciones de Warren Buffett.

  1. El Value Investing funciona. Compra gangas.
  2. La calidad importa, en los negocios y en las personas. Los negocios de mejor calidad son más propensos a crecer y generar interés sobre sus flujos de efectivo; los negocios de baja calidad con frecuencia se erosionan e incluso los directivos superiores, que son difíciles de identificar, atraer y retener, llegan a ser incapaces de salvarlos. Siempre asóciate con directivos altamente capaces cuyos intereses estén alineados con los tuyos.
  3. No hay necesidad de diversificar de más. Invierte como si tuvieras una “punch card” con solo 20 oportunidades, así que haz cada una contar. Busca ampliamente por oportunidades, que pueden ser encontradas globalmente y en industrias y estructuras inesperadas.
  4. La consistencia y la paciencia son cruciales. La mayoría de los inversionistas son su propio peor enemigo. La resistencia permite generar interés sobre interés.
  5. El riesgo no es lo mismo que la volatilidad; el riesgo resulta de pagar mucho por algo o sobre-estimar los prospectos de una compañía. Los precios fluctúan más que el valor; la volatilidad de precios puede generar oportunidades. Sacrifica algo de ganancias para protegerte de las pérdidas.
  6. Los eventos sin precedentes ocurren con cierta regularidad, así que estáte preparado.
  7. Puedes equivocarte al invertir y aún así prosperar.
  8. Mantenerte sin invertir (líquido) en la ausencia de oportunidades hace sentido.
  9. Favorece a la substancia sobre la forma. No importa si una inversión es pública o privada, una parte o toda la compañía, en deuda, acciones preferentes o acciones regulares.
  10. El candor es esencial. Es importante reconocer los errores, actuar con decisión, y aprender de ellos. Una escritura clara clarifica tu pensamiento y la de tus accionistas.
  11. Hasta donde sea posible, encuentra y retén a accionistas que piensen como tú para liberarte de las presiones de desempeño de corto plazo.
  12. Haz lo que amas, y nunca trabajarás un día en tu vida.

Seth Klarman es un value investor y PM de Baupost Group LLC.