¿Estática al invertir?

El cerebro del ser humano está diseñado para interpretar muchísima información a nuestro alrededor de manera eficiente y rápida. Para esto, el cerebro encuentra patrones y toma atajos, lo que hace que deje de analizar algunas situaciones que ya hemos visto con anterioridad.

A pesar de que esto nos ayuda a ser más eficientes y no sobrecargarnos de información, también nos hace creer que algunas cosas son y serán como siempre las hemos observado.  Un ejemplo claro de esto es el experimento del perro de Pavlov, en el cual se adiestró a perros a recibir alimento al mismo tiempo de sonar una campana. Tiempo después, a pesar de no haber alimento de por medio, el simple sonido de la campana puede hacer a los perros babear.

Algo similar se observa en los mercados. Como ejemplo vamos a utilizar lo que sucedió en dos periodos  entre el mercado mexicano y el estadounidense. El primero es desde 2008 hasta mitades de 2012, el segundo es de junio 2012 a la fecha.

¿Qué es lo que habíamos visto con anterioridad?

Como podemos ver en definitiva observábamos una correlación positiva entre el mercado americano y el mexicano. De la misma medida de correlación (además de desviaciones estándar) surge Beta. Esto significa que podemos cuantificar el impacto que tendrá un movimiento en el otro índice.  Así que en general, podíamos asegurar que como le fuera al mercado americano, le tendría que ir al mexicano.

Screen Shot 2014-03-07 at 9.10.43 PM

 El cerebro empieza a accionar, acostumbrarse, y por ende crea una regla: “Al mercado mexicano le debe ir bien, siempre y cuando le vaya bien al americano.”

¿Qué vimos desde junio 2012 a la fecha?

Estados Unidos acaba de celebrar 5 años de mercado alcista. Hasta mediados del año pasado nos habíamos colado a la fiesta. La sorpresa de todo inversionista fue notar una apreciación muy importante en EU y una gran corrección en México.

Screen Shot 2014-03-07 at 9.11.22 PM

¿Qué pasa? Alguien explíquele a mi cerebro

La realidad es que las variables como la correlación y beta no son estáticas. Son principalmente el reflejo de un cambio en lo fundamental, una reacción, nunca la acción. Lo que sucedió fue un cambio en la percepción del riesgo en países emergentes, debido a la flexibilización monetaria (el famoso QE). El sentir del inversionista fue: “Puedo invertir en un país con menor riesgo como Estados Unidos y ganar más (o mínimo lo mismo) que en México, Brasil, etc.) y adiós momento mexicano, un reflejo del flight to quality.

Ray Dalio, quien guía el famoso hedge fund Bridgewater (Maneja 142 billones de USD) comentó lo siguiente en una entrevista: “La gente piensa que existe algo llamado correlación. Eso está mal. Las correlaciones no son estáticas, se mueven en respuesta a ciertos catalizadores que causan a los activos moverse juntos o inversamente.”

¿Qué me llevo de esto?

Antes de decidir invertir basado en correlaciones, betas, o medidas puramente cuantitativas, es necesario entender el entorno. ¿Qué le está pasando al mercado? ¿Quién está ganando? ¿Quién está perdiendo? ¿Cuál es la percepción del inversionista promedio? ¿Cuáles son los fundamentales de cada país? Como menciona Charlie Munger, la pregunta que nunca debemos dejar de preguntarnos es ¿Por qué? De esta forma tomaremos siempre mejores decisiones.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s