Sobre Cómo Lidiar con las Pérdidas

Se terminó el 2015, un año complicado para las inversiones. En lugar de presumir las victorias, creo que es un buen momento para analizar los errores y las lecciones que dejan para el futuro.
  • La vida (y la Bolsa) enseña humildad. Seth Klarman alguna vez mencionó la necesidad de balancear entre la arrogancia y la humildad. Cierto, cuando compramos algo es porque pensamos que aquél que nos lo vende está cometiendo un error y viceversa. Las inversiones son un juego de suma cero, en cada operación siempre hay dos lados y solo uno tiene la razón. Considero que lo más importante de este punto es el estar abierto a considerar que podemos tener un error en nuestra tesis de inversión, que las grandes mentes siempre buscan entender el otro lado de la moneda en lugar de buscar información que confirme su propia hipótesis. Estar siempre atentos al otro lado y descubrir debilidades en nuestro proceso de pensamiento es vital, aunque difícil si mantenemos una postura por orgullo y/o ego.
  • El proceso. En el mundo de las inversiones, el siguiente punto es difícil de justificar, pero es igual de válido. Toda decisión debe de evaluarse no por su resultado (outcome), sino por el proceso con el que se realizó. Es decir, ¿tomé en cuenta el factor X o Y? Si la respuesta (honesta) en retrospectiva es que se tomaron en cuenta todos los factores, entonces la decisión fue buena, independientemente de su resultado. Respetar (y repetir) el proceso es uno de los pilares de un buen inversionista.
  • El círculo de competencia (otra vez). Cometí el error de invertir en sectores en los cuales no tengo un dominio claro y/o que dependen de factores fuera de mi conocimiento. Así es, en este 2015 fui de los inversionistas que apostaron en el sector energía y salieron perdiendo. Esto no significa que no pueda entender este u otro sector, más bien significa que debo hacer mi tarea a un nivel mucho más profundo antes de tomar la decisión de invertir.
  • Usar stop-loss, si va de acuerdo con tu filosofía. Nunca he comulgado mucho con la idea de usar stop-loss, ya que rara vez cambia algo a nivel fundamental de forma drástica para no quedarme si estoy seguro de mis números. Sin embargo, considero que esta es una buena decisión táctica cuando las pérdidas pasan nuestro nivel de tolerancia. Se puede utilizar para re-evaluar la situación desde fuera del terreno de juego hasta tener más certeza, sobretodo ligado con el punto anterior, en sectores en los que nuestra competencia no es la mayor.
  • Las acciones no operan en un vacío. A pesar de que las acciones puedan verse atractivas por su parte fundamental, es importante recordar que forman parte de un sector, un país y una economía y no pueden alejarse de estos factores. Por muy atractivas que parezcan, cuando un sector se apesta, se apestan todos sus componentes. Considero que esto sucede hasta que el sector se acerca a su punto de inflexión.
  • Agradecimiento. El 2015 fue un año de mucho aprendizaje, en todos los niveles. Las pruebas, personas y circunstancias que se nos ponen no sirven mas que para aprender y convertirnos en una mejor versión de nosotros mismos. Como diría Napoleon Hill, “Cada adversidad, cada fracaso, cada dolor lleva consigo una semilla con un beneficio igual o mayor.”

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s