Guía para calcular el rendimiento de tus inversiones

En las finanzas 2 cosas definen a los activos para invertir: riesgo y rendimiento. Hoy te voy a platicar del rendimiento, que es como la tierra prometida, aquello que todos buscan y lo que todo asesor promete.  (Ignoremos por hoy al riesgo)

Existen 2 tipos de rendimiento, el primero puede provenir de flujos de dinero periódicos, ya sea con dividendos o intereses, como los bonos. El segundo, es el que nos da un cambio en precio de nuestro activo, que puede darnos pérdida (depreciación) o ganancia (apreciación). Cada instrumento es diferente, y por lo tanto, su forma de calcular el rendimiento. Aquí los principales:

  • Rendimiento del periodo de tenencia (o Holding Period Return)

Este es el tipo de rendimiento básico que recibes por mantener tu activo determinado tiempo. Digamos que tenemos una acción y la compramos en $100. Al término de un año vale $110 y nos da un dividendo de $2. El rendimiento se calcula de la siguiente forma:

En donde P1 es el precio en el tiempo en el que se realiza el cálculo y P0 el precio al que se compró la acción. D1 es el dividendo que se recibe al término del periodo.

Si no tienes dividendo, entonces la primera parte basta para calcular el rendimiento. De seguro se te hace conocido, porque es simplemente el cambio porcentual en precio.

  • Promedio aritmético

Cuando tienes activos en diferente periodos (por ejemplo: una acción durante 3 años) es necesario agregarlos y dividirlos para tener una medida que sirva de comparación. Este se obtiene simplemente:

R corresponde a los rendimientos de cada periodo. Por ejemplo: (8% + 10%) / 2 = 9% en promedio

  • Promedio geométrico

El promedio aritmético nos dice el rendimiento promedio que obtienen una unidad al principio de cada periodo. El cálculo asume que la cantidad que se invierte al principio de cada periodo es la misma, como se calcula el interés simple. Sin embargo, como la base sobre la que calculamos es diferente cada periodo (lo que ganas en un año se reinvierte) necesitamos utilizar una medida que asuma esa reinversión en el cálculo. Esto es lo que se obtiene en las estrategias “buy and hold”.

  •  Rendimiento ponderado al valor monetario o Money-Weighted return

Todas las anteriores no toman en cuenta que la cantidad de dinero se invierte en diferente periodos. Por ejemplo, no siempre se invierte en enero o a fin de mes.  Además es útil para instrumentos como bonos con cupones o acciones con dividendos. Una forma de calcular el rendimiento que obtenemos por este tipo de inversiones se parece mucho a calcular la tasa interna de retorno o internal rate of return en inglés.

Las cantidades que invertimos se consideran flujos negativos (outflows) y lo recibido o retirado es flujo positivo (inflow). Esta es la fórmula:

Un ejemplo: Digamos que hoy invierto $100, luego en un mes invierto otros $950. Recibo unos dividendos de $350 en el segundo año. Después de otro año retiro todo y me llevo $1270 finales. El orden para calcular sería:

CF0 = -100

CF1 = -950

CF2 = 350

CF3 = 1270

Substituyendo esto en Excel o tu calculadora financiera, IRR o TIR en español verás que el rendimiento es 26.11% anual.

Ahora si, después de dominar estas, estamos listos para calcular rendimientos sin preocupaciones 🙂

¡Felicidades por aumentar tu conocimiento financiero!

2 Comments

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s