Venciendo tus preocupaciones financieras

No es ningún secreto que todos nos hemos sentido preocupados por el entorno financiero tan difícil en el que vivimos. Del mismo modo, todos hemos tomado decisiones con nuestro dinero, algunas buenas, otras no tanto. Hoy quiero proponerte un sistema para que tomes en control y dejes de preocuparte por dinero de una vez por todas.

  • ¿Cuál es el problema?

Primero que nada, está definir el problema. Y esto nos lleva a decidir entre lo que es verdaderamente un problema o un hecho de la vida. Cuando nos preocupamos por algo que está más allá de nuestro alcance, hablamos de algo que no es un problema, porque no podemos darle solución. Si se cae el peso o quiebra Grecia, por más que queramos, no podemos solucionarlo. A este tipo de situaciones hay que darles la vuelta, como un hoyo en la carretera.

Cuando tengas la capacidad de influir y solucionar las cosas directamente, entonces sí hablamos de un problema. Antes de atormentarte, recuerda que los problemas son oportunidades disfrazadas y en ellas está el potencial de desarrollar tus habilidades hasta convertirte en experto.

  • Definiendo el problema

La forma más sencilla de solucionar un problema es definiéndolo de varias formas. Esto te da un enfoque nuevo y más formas de atacarlo. No es lo mismo decir: “No tengo suficiente dinero” a decir “Estoy gastando mucho los fines de semana” o “Me falta llevar un registro de gastos”. Mientras más definiciones tenga tu problema, más fácil será solucionarlo.

  • ¿Cómo ocurrió este problema?

Para empezar a solucionarlo, es necesario encontrar las acciones clave que te llevaron hasta el problema. Identificar las causas te ayudará a que no caigas en el mismo error otra vez. La clave aquí es no victimizarse: si fuiste responsable del problema, también eres capaz de ser el responsable de la solución.

  • ¿Cuáles son las soluciones?

Enlista todas las soluciones que se te ocurran, deja volar tu creatividad. Si el problema es “falta de dinero”, un mejor empleo, reducción de gastos o mejor administración pueden ayudarte a comenzar.

Enlázalo con el primer paso, y busca soluciones para cada una de las definiciones del problema. De este modo, estás atacando al problema por todos los frentes posibles y sin los límites de verlo desde una sola perspectiva.

  • Encuentra la mejor solución

De todas las soluciones que has encontrado, existen algunas que por tiempo, facilidad o practicidad no pueden implementarse. La clave aquí es no esperar al momento adecuado, sino actuar lo más rápido posible.

Bien dicen que “Una solución promedio ejecutada a tiempo es mejor que una solución excelente que no puede realizarse.”

  • Toma la decisión

Llegó el momento de actuar. Lo más recomendable es repartir responsabilidades. ¿Quién va a encargarse de qué? ¿Cómo vas a medir el éxito de tu solución? Mientras más medible sea, más verás el cambio y más fácil será motivarte a seguir cambiando.

Todos tenemos problemas, sin embargo, aquellas personas que más éxito tienen y más felices son, tienen la capacidad de enfrentar sus problemas con buena actitud y teniendo un plan de ataque. Cada problema nos presenta una oportunidad de crear una versión mejorada de nosotros mismos y de desarrollar todo nuestro potencial.

Recuerda que toda habilidad se puede desarrollar. Cada experto alguna vez fue inexperto y cada millonario fue alguna vez pobre. Si tienes problemas con tus finanzas o tu vida, alégrate, porque es una oportunidad más para ser mejores.

Espero que esto te haya servido, si te gusta,  ¡platícame tu punto de vista y compártelo con tus amigos!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s