¿Qué tan buenos son los fondos indizados y ETFs?

En este espacio he recomendado el uso de estos instrumentos para crear riqueza a largo plazo. Incluso Warren Buffet los recomendó para los usuarios en general dentro de una cápsula de finanzas personales. ¿Realmente funcionan?

¿Qué son?

Son instrumentos de inversión que siguen (trackean) un índice determinado. Es decir, si el índice específico sube 1%, tu fondo o ETF gana 1%. En México, por ejemplo, siguen al Indice de Precios y Cotizaciones, el IPC, aunque los hay de cualquier índice del mundo.

El fondo indizado se compone de las mismas acciones del fondo, y se rebalancea diariamente para ajustarse a su comportamiento. Normalmente se tardan unos 3 días en liquidar órdenes, es decir, en tener tu dinero listo en tu cuenta en caso de que vendas.

Los ETFs (Exchange Traded Funds) son instrumentos de inversión que no necesariamente poseen los mimos activos que algún índice, pero siguen su comportamiento. Se comercian como acciones, por ende, se liquidan al mismo día en el que se coloca la orden.

¿Y si funcionan?

Resulta que Brad Barber y Terrance Odean, de la Universidad de California en Berkeley se han dado a la tarea de demostrar quién gana la carrera entre los traders activos y los inversionistas pacientes. (Nótese la diferencia: el inversionista obtiene un rendimiento gracias a los resultados de un negocio, no del comportamiento del mercado) ¿El resultado?

Como se puede ver en la gráfica, algunos traders SÍ logran un rendimiento superior a los inversionistas pacientes,  PERO SOLO EN EL RENDIMIENTO BRUTO (Barra en blanco). La barra en negro, el rendimiento neto, muestra que sólo aquellos inversionistas verdaderamente pacientes, constantes y fieles a su estrategia a largo plazo, y aquellos que confiaron en los fondos indizados, obtienen rendimientos superiores NETOS que cualquier otro tipo de inversionista.

¿En donde está el truco? 

La diferencia está en que el comprar y retener (buy and hold) minimiza los costos de transacción que tienes por cada orden de compra o venta. Por eso el título de la gráfica: Mientras más rápido corres, más te atrasas. En realidad, siguiendo esta forma de buscar rendimientos en el corto plazo, te agotas, te estresas y haces rico… pero a tu bróker o sistema de compra-venta.

Este estudio forma parte del libro The Intelligent Investor, en su versión actualizada, escrita por Ben Graham, el padre del “Value Investing”. ¿Funciona? Pues digamos que él fue textualmente, el maestro de Warren Buffet. Tanto así, que en el prefacio, Warren lo considera el mejor libro de finanzas escrito hasta la fecha.

Al comprar uno de estos fondos, garantizas costos de transacción muy bajos y un rendimiento fácil de seguir a donde vayas, además de una seguridad a largo plazo. Recuerda la gráfica ascendente del IPC y sobretodo, las bondades de la paciencia.

PD: aquí una lista de los mejores libros de finanzas personales tanto por valor, como por utilidad.

¿Qué vas a hacer con tu aguinaldo?

Por estas fechas debes de estar a punto de recibir tu aguinaldo y ya es momento de ponernos a pensar qué hacer con él. ¿Cuáles son las mejores opciones? Aquí te dejo una lista con sugerencias y el por qué.

  • Pagar deudas de tarjetas: ¡Imagínate empezar el año sin deudas! Libre, a gusto, y siendo “Totalero”. Nada de llamadas los domingos por la mañana del banco, nada de preocupaciones.  ¿Qué rico no?
  • Mejoras a tu casa: Esta época puede favorecer algunos pequeños cambios de los que traigas ganas. Una impermeabilizada, cambiar una puerta, poner un jardín, comprar algunas plantas, o cualquier mejora que necesites, el aguinaldo puede servir de apoyo para mejorar tu entorno en casa.
  • Adelantar pagos de tu hipoteca: Este año escribí un post dedicado a esto. Puede ser una muy buena idea ya que te ahorras tiempo e intereses en el pago de tu casa.
  • Invertir en un fondo: Siguiendo el consejo de Warren, nada como empezar a tener un fondo que te permita generar intereses e ir formando tu patrimonio. Busca que los rendimientos sean superiores a la inflación para que no pierdas poder adquisitivo.
  • Adquirir una cuenta para comprar acciones: Desde 10,000 pesos ya puedes ser todo un bróker, para demostrar tus habilidades ganándole a Mr. Market. Entre las opciones están e-Vector, Bursanet de Actinver, GBM Home Broker y Blink de Banamex.
  • Abrir una cuenta de débito: En caso de que no tengas una cuenta de débito, es buen momento para abrir y olvidarte de andar cargando más efectivo del necesario. Es más seguro, cómodo y esperemos que sea más usado. Existen cuentas que no te piden saldo mínimo ni te cobran por manejo de cuenta. También así podrás realizar depósitos por internet, pagar servicios y transferir fondos de cuenta a cuenta. En pocas palabras te facilitas la vida.
  • Empezar tu fondo de emergencias: Un fondo de emergencias (como el nombre lo indica) te rescata en caso de que tu ingreso se vea afectado por algún evento. Tú decides qué tan grande quieres que sea, ¿Cuánto tiempo podrías estar sin sueldo?
  • Comprar libros para desarrollar tus habilidades: Pueder ser que tu casa no necesite mejora, pero como seres humanos, siempre buscamos mejorar. ¿En qué te gustaría mejorar a ti? Nada como un buen libro en estas fechas para agarrar impulso para este año que ya viene.
  • Hacerte un chequeo médico: Y así como sabemos lo que podemos mejorar a nivel intelectual, la mejor manera de saber lo que podemos mejorar a nivel físico es con un chequeo médico. Puede prevenir y corregir mucho.
  • Contratar un seguro: Yo recomiendo cuidar 3 cosas principalmente: Gastos médicos, un seguro de vida para proteger tu patrimonio y el de autos, ya que con el simple hecho de salir a manejar, estamos expuestos a un riesgo. No importa cuánto cueste cubrirte, el rendimiento de estos instrumentos en caso de algún evento te sorprenderá.

Ahora si… ¡Felices fiestas!

El mejor consejo de Warren Buffet para tus finanzas personales

En una entrevista que le hicieron a Warren Buffet el año pasado, le preguntaron, ¿cuál es le mejor consejo que le puedes dar a las personas para sus finanzas personales?

El Oráculo de Omaha basó su respuesta en 2 pilares fundamentales: No te endeudes y compra fondos indizados.

No te endeudes

Básicamente, soy anti-deuda. No quieres deber dinero que no puedes pagar, pienso que el individuo promedio viviría mucho más feliz si evitan las deudas, sobretodo las de tarjeta de crédito.” Este es un principio básico pero muy importante. El tener deudas te limita, ya que debes destinar tu dinero sin falta al pago de intereses. Este sencillo principio aplica para personas, empresas y gobiernos. ¿Por qué querer vivir más allá de tu capacidad? Recuerda el dicho: más vale lento pero seguro.

Compra fondos indizados

“Si tienes algo de ahorros, y es buena idea tenerlos,  compra fondos indizados, cómpralos mes a mes y nunca leas noticias del mercado a diario.  No necesitas hacerlo. Si compras una granja, no traes a un climatólogo a que te diga el pronóstico del clima diario, o traes un valuador a que te diga lo que vale tu granja diario. Te fijas en la granja en sí, y su capacidad para hacer dinero. Si esa producción te parece correcta con respecto a lo que pagas. “

Si compras un pedazo de industria americana (un fondo indizado) te va a ir bien en unos 10, 20 o 30 años. No lo harás si tratas de entrar y salir todos los días.”

Aquí traduje lo que dice Warren de forma literal porque es una verdadera perla de sabiduría. Olvídate de vivir pegado a los monitores, a las noticias, a leer gráficas. Mejor sé disciplinado, aporta de forma constante a tu fondo indizado (ya casi todos los bancos y casas de bolsa tienen uno) y despreocúpate.

Si Warren Buffet, uno de los inversionistas más grandes de todos los tiempos NO tiene siquiera computadora en su oficina, ¿Por qué sumergirte en una ola de información que solo te preocupa?

Mejor adopta esta estrategia, sé constante y a disfrutar, que hay mejores cosas que hacer en esta vida que preocuparte por los cambios de humor diarios de Mr. Market.

 ¿Y apoco si funciona? Te dejo las gráficas del Dow Jones (Estados Unidos) y el IPC (México) en los últimos años. Al parecer, Warren knows best.

La cultura del riesgo

Invertir es toda una odisea. Hay que prepararse pero sobretodo, divertirse. Y la forma más simple de divertirse es conocer las reglas. En este caso, las sencillas reglas que te permitirán invertir sin preocupaciones.

  • No hay inversión sin riesgo

Inclusive en México, la garantía que por muchos años cubría al 100% los depósitos en caso de quiebra ha sido limitada a 400,000 UDIS, por lo que si superas esa cantidad, el excedente ya no está asegurado por el IPAB. Esto quiere decir que toda inversión lleva un riesgo implícito. El monto equivalente en pesos es $1,851,146 pesos.

 

  • El riesgo se puede diluir pero no desaparecer

Ser inversionista implica aceptar que el precio de los instrumentos bursátiles puede subir o bajar, como resultado de la oferta y demanda. Como estas fuerzas no son iguales para todos los instrumentos, es necesario diversificar tu portafolio.

  • La diversificación diluye el riesgo

Seguramente has escuchado la frase “No poner todos los huevos en una misma canasta.” Existen instrumentos llamados contracíclicos, que suben cuando el mercado baja, entre ellos están las commodities como el oro, maíz, etc. De ser posible, inclúyelos en tu portafolio, y si no, de perdido anexa una parte de deuda ya que paga de forma fija.

  • A mayor riesgo, mayor rendimiento.

La gran frase de las finanzas. De esta idea surgen complejas teorías como la teoría de portafolio, el Capital Asset Pricing Model, la Security Market Line, entre otras. De forma sencilla, el valor esperado de un activo va de la mano con su cantidad de riesgo (desviación estándar de sus rendimientos históricos)

  • La tolerancia al riesgo depende de cada inversionista

Recuerda que invertir es buscar un traje a tu medida. No todos se sienten cómodos con pura deuda y lo mismo para para pura renta variable o acciones. El secreto está en encontrar tu nivel de comodidad y empatarlo con tus metas a largo plazo. ¿Cómo puedes descubrirlo? Aquí te dejo un artículo en el que te digo cómo.

  • La asesoría profesional conduce a una toma inteligente de riesgos

Claro que tendrás que arriesgar, pero no hay nada mejor que saber dónde y cómo. Nada mejor para tomar estas decisiones que un buen asesor. Aquí la guía para escoger al mejor. Recuerda que TÚ le estás llevando tu dinero, y por ende, es tarea del asesor darte confianza, respaldo y RESULTADOS. No es fácil, pero es una inversión de tiempo que vale la pena. Aquí la guía para encontrar a un buen asesor financiero.

 

 

¿Cómo repartir utilidades a tus accionistas?

Como dueño de una empresa en crecimiento, buscas gente que invierta en tu negocio y con ello compartir ganancias. Buscas a los famosos accionistas. Entonces te haces la pregunta básica: ¿Cómo y cuánto les reparto a mis socios (accionistas)?

Principalmente, existen 2 formas: una es a valor contable y la otra puede sonar algo fuerte pero se da en muchas empresas que cotizan en bolsa: “Como el dueño quiera”. En lo personal considero que debe haber una mezcla de ambas, pero eso lo explico posteriormente.

Empecemos con el valor contable, es decir, lo que realmente valen como parte de tu negocio. Para esto necesitas tu balance general (aquí el link de cómo hacerlo) y aquí un link para un archivo  de Excel.

Las acciones se anotan bajo el rubro “capital social” y no son más que la multiplicación del número de acciones por su valor individual. Este valor se anota en el capital contable.

Existe otro rubro que va ahí: Utilidades retenidas. Aquí radica el asunto: lo que te queda de utilidad (utilidad neta) en el estado de resultados, se reinvierte en el negocio bajo este rubro, de modo que las acciones aumentan de valor.

 

Recuerda que:

 capital contable = utilidades retenidas + capital social (# acciones * valor)

 

Aunque también se puede determinar de otra forma:

 capital contable = activos – pasivos

 

De modo que la relación entre lo que tiene tu negocio, las utilidades que genera y lo que debe, se ven reflejados en el valor contable de la acción. Y puedes decir, ¿Si es la primera vez que voy a poner acciones en circulación, cómo determino su valor? Divide (activos – pasivos) entre el número de accionistas.

El segundo método es que el dueño decida cuánto valen sus acciones. Puede acordar que desde un principio que paguen un porcentaje fijo de las ganancias por año o periodo, o un monto en efectivo determinado. Puede o no haber pago, recuerda que si no hay utilidades puedes o no pagar, depende de lo que acuerdes con tus accionistas.

Recuerda que algunas acciones pagan dividendos, un monto en efectivo por cada acción. También pueden ser pagos en más acciones (Ejemplo: te pago con 1 acción por cada 2 que tengas) Esto lo decide el dueño y el consejo (si hay alguno)

En la práctica, las acciones se mueven por expectativas de crecimiento, análisis del valor contable y leyes de oferta y demanda. Debido a esto, los administradores establecen cláusulas sobre la forma en la que pagarán sus acciones.

Te recomiendo que seas claro con tus inversionistas sobre tus planes, el uso de su dinero y cómo puedes devolverles los beneficios (o sea, qué tanto les puedes ofrecer de rendimiento). Echa números y llega a un acuerdo que sea un negocio redondo para inversionistas y tu empresa.

Te recomiendo también hacerlo de forma escrita, en el acta de la empresa o en un acuerdo posterior firmado para evitar sorpresas y malos entendidos. Ya ves que dicen “Papelito habla”.