¿Cómo escoger acciones sobresalientes?

Vivimos en un mundo lleno de 2 cosas: volatilidad y ganas de ganar dinero rápido. Para el inversionista inteligente estas son niñerías: al escoger empresas bajo las siguientes características, un gran inversionista minimiza la volatilidad y ganará dinero (pero no rápido; cómo dice un gran portfolio manager que conozco: “Si quiero apostar me voy a las Vegas, ahí me divierto más.”)

Quiero destacar que estas características vienen en el libro “The Intelligent Investor” the Ben Graham y ha sido puesto a prueba innumerables veces derrotando siempre a los cascadores de mercado.

  • Tamaño adecuado de la empresa

Las pequeñas empresas son más vulnerables ante los cambios económicos y la volatilidad del mercado. ¿Qué buscar? Acciones con mínimo de 100 millones de USD de ventas anuales y más de 2 billones de USD en valor de mercado. Sencillo.

  • Una situación financiera fuerte

La forma más sencilla de medir esto es con la razón de Activos circulantes / Pasivos circulantes. Si esta razón es mayor a 2, dale luz verde a esa acción. La razón: tienen la capacidad de responder mejor a sus compromisos en el corto plazo.

  • Estabilidad en utilidades

Busca que en los últimos 10 años la empresa tenga un margen estable de utilidades netas. Siempre busca que los resultados sean consistentes y mayores a cero.

  • Pago de dividendos

Cuando una empresa reparte dividendos, significa que piensa en sus inversionistas y más importante: que tiene el cash suficiente para repartirlos. Busca que hayan dado dividendos durante más de 20 años de ser posibles.

  • Utilidad por acción

Cuando las utilidades por acción crecen de manera constante, habla de un buen desempeño de la gerencia de la empresa y de una fuerte tendencia de crecimiento. Busca acciones que en 10 años te hayan dado 33% de crecimiento en UPA, o 3% anual como mínimo.

  • P/E (Price / Earnings)

¿De qué sirve comprar una mega empresa si es a un mega precio? La medida P/E, que divide el precio entre la utilidad por acción, es una medida que te ayuda a saber cuándo lanzarte al agua por esa acción. Regla de dedo: no pagar más de 15 veces por 1 peso o USD de utilidad.

  • P/B (Price /Book)

Graham recomienda no comprar acciones si el Precio / valor en libros por acción es mayor a 1.5 veces.

Una pregunta muy válida que escucho a menudo es: ¿Si es tan fácil, por qué no todos lo hacen? La respuesta es bastante sencilla pero compleja a la vez. El hacerte socio de una empresa es una inversión a largo plazo. Si escoges una buena, ¿No te gustaría quedarte mucho tiempo? Sin embargo, se ha perdido percepción sobre lo que es invertir en acciones. Esto es mucho más que comprar unas letras en un tablero electrónico para venderlo o comprarlo cuando hay alguna noticia.

El mercado es fascinante y tiene un dark side que atrae a muchas personas. Es fácil caer en el “cortoplacismo” y la ley del mínimo esfuerzo. ¿Por qué la mayoría de la gente no sigue estas recomendaciones? Por falta de disciplina y el famoso efecto de seguir a la manda. Pero tu sabes más que eso, y esto puede darte las bases que necesitas para encontrar acciones interesantes. Ojo: falta hacer tu tarea y leer sus estados financieros, entender lo que hacen y saber quiénes manejan la empresa. Este es solo el primer paso a realizarse.

Después de esto, tal vez me digas, ¿Y dónde puedo encontrar acciones con estas características? o más bien ¿Cómo le hago para encontrarlas?

Sencillo, gracias a la era de la tecnología, varios sistemas hacen la tarea por ti, o más bien, solo esperan que las alimentes.

Aquí va la lista de los que considero más útiles para que te diviertas:

Enjoy!

Sobre invertir en oro y plata

Todo comenzó platicando con un gran amigo discutiendo sobre el entorno global. Mi amigo invertía en una distribuidora de fondos y aunque esperó casi 2 años, acabó perdiendo casi 5,000 pesos entre comisiones, cuotas de salida y trámites. Algo frustrado, empezamos a platicar sobre en dónde invertir.

El planteamiento iba algo así: El mundo del dinero fíat tiene que reestructurarse de alguna manera. No hablo de una catástrofe, ni que el mundo se vaya a acabar, pero los países no pueden seguir manteniendo el valor de sus monedas por su (vieja y dañada) reputación. Hablo de potencias como Estados Unidos, Japón, Grecia, Italia, Francia.

Recuerdo una frase de Ben Graham: “El mercado se comporta en el corto plazo como una máquina de votos, pero en el largo plazo es una báscula.” En pocas palabras, mientras se siga con este ciclo, el mercado llegará (como siempre llega) a rendir cuentas, y las tasas de bonos empezarán a subir y entonces se pondrá interesante la situación.

Sin embargo, sin intención de asustar a mi amigo, le dije que como siempre, las oportunidades están ahí para el que las sabe identificar. No siempre vamos a contar con escenarios económicos favorables, pero se puede trabajar con lo que hay.

Para el inversionista que busca algo atractivo, veo 2 opciones claras además de comprar bonos.

1 – El mercado accionario

El mercado accionario no es para todos. Requiere de una combinación de temple, paciencia y confianza que no todos tienen. Mientras escribo el IPyC en México toca máximo histórico en 40,045 unidades. ¿Dará más de eso en el año? Eso no lo sabemos, pero pensar en 1,000 – 2,000 unidades más para diciembre es pecar de optimista, aunque nada despreciable.

 

2 – Los metales físicos

Lo voy a confesar, como financiero soy (¿o era?) escéptico a los metales. En la universidad poco tocamos el tema y siendo realistas, son pocos los analistas que los consideran. Pero un día, recordé que en una premiación hace 8 o 9 años nos dieron onzas de plata. Recuerdo que me burlaba porque valían 70 pesos. ¿Y eso de qué me sirve? Hoy andan en $435.

Entonces ya me entró la curiosidad en forma, busqué los precios históricos y encontré que en promedio anual, la plata gana en México el 64% y el oro 43%. Son activos muy volátiles, de eso no queda la menor duda, con volatilidades por encima de sus rendimientos.

Busqué en libros y me encontré con que protegen de forma eficiente contra la inflación, son bastante líquidos (se venden y compran fácil) y los puedes almacenar en tu casa y se aprecian mientras más se endeudan los gobiernos.

 

Como nada es de a gratis, te hago las mismas recomendaciones que a mi amigo:

  • No esperes hacerte rico de la noche a la mañana (con ningún instrumento, pero con metales menos) Si vas a comprar, asegúrate de tenerlos por un buen tiempo: mínimo 3 o 5 años. La montaña rusa de precios está muy buena, asegúrate de tener la “estatura” correcta para subir.
  • Compra de a poco, no hay que ser rancheros. Tampoco se trata de hipotecar la casa y comprar todo el oro y plata que puedas. Poco a poco, mes a mes, como parte de una estrategia completa de inversión, que incluya acciones, bonos y dinero físico (el famoso guardadito).
  • Busca buenos distribuidores. En internet existen varios vendedores que compran y venden con un diferencial bárbaro. No aceptes esto, busca precios justos. Banco Azteca y Oro y Plata de México te pueden ayudar.
  • Diversifica: Ya lo mencioné pero es importante: NO pongas todo tu dinero en una canasta. Estos activos son buenos refugios en tiempos de incertidumbre (como ahora) pero su riesgo y volatilidades te pueden marear y hasta asustar. Recuerda: prepárate para lo peor, espera lo mejor. Un 10 o 20% del total de un portafolio en metales me parece lo más sensato.
  • ¿Es para ti? No por que a mi amigo y a mi, o al mejor analista del mundo le parezca una inversión correcta, significa que lo sea. Nada como preguntarte cuáles son TUS metas, y sobre ellas trabajar. Lo que te permita llegar a ellas, de manera cómoda, es el mejor camino.

 

Finanzas: Casos de la vida real – Viviendo con un ingreso variable

Este día inicia una nueva categoría dentro de este espacio y son, precisamente, los casos de la vida real. En ellos se tocarán diversos temas sobre finanzas personales y algunas sugerencias para disfrutar el viaje. Te invito a que si tienes algún caso que quieras compartir, lo mandes por correo y juntos encontremos la mejor solución. También puedes ayudar comentando o platicando tu experiencia con algo similar.

 

Hoy el tema es el siguiente: vivir con un ingreso variable. Muchas personas viven bajo este esquema debido a el sistema de compensaciones en su trabajo (propio o como empleado). Esta variabilidad en el ingreso tiene un pequeño problema: muchos de los gastos en los que se incurre son variables. ¿Cómo estructurar entonces el presupuesto?

 

  • Orden en la sala

Lo más recomendable es empezar a ordenarnos. El orden te ayudará primero a saber cuánto llega y cuánto se gasta. Anotar los ingresos percibidos el día de pago y contrastarlos con los gastos puede ayudarnos a saber qué tanto me sobra o me falta.

 

  • Identifica tus gastos fijos y los variables

Una vez que tenemos los gastos hay que clasificarlos. ¿Tienes algún gasto que se repite mes a mes o cada periodo? Entonces se le conoce como gasto fijo. Si tienes gastos de una vez, se le conoce como gasto variable. ¿Cuál se vuelve la meta de cada mes para tu ingreso variable? Cubrir como mínimo la suma de tus gastos fijos. Un buen tip si pagas con tu tarjeta de débito es checar la suma total mensual o quincenal por internet.

 

  • Completo o no completo: he ahí el dilema

En un mundo de caramelo, cada mes nuestros ingresos superan a los gastos por un buen margen ¿y si no? Primero: hay que prevenir. Si durante un mes te fue de lujo, no te lo gastes todo en champagne, ¿qué tal ahorrar para ir cubriendo los gastos fijos del siguiente mes? De este modo lo que te sobre puedes invertirlo, ahorrarlo o divertirte ya sin endeudarte. Este proceso puede repetirse indefinidamente, quincena con quincena. Algunas veces quedas arriba, otras abajo, pero lo importante es que en promedio los números estén a tu favor.

 

  • ¿Qué pasa si llevo varios meses sin cubrir los fijos?

La primera es no entrar en pánico. Ahora, replantea si la situación se debe a tu desempeño, o al desempeño del entorno. ¿Es cíclico? De cualquier modo la mejor medida es tomar planes de austeridad (cual país europeo): recortar gastos, vender algunas cosas y NO endeudarte. Si existen deudas hay que empezar a pagar las más pequeñas y dejar de generar intereses.

 

  • Por si las dudas

Es importante recalcar que en el momento en el que te enteras que tu ingreso será variable, construyas un fondo de emergencia. Si, sé que es una flojera, que todos queremos gastar el dinero a la primera. Pero como se menciona antes, ¿para qué pedir prestado, o inclusive, pasar un trago amargo si puedes valerte de tu fondo de emergencias? Suena a leyenda, pero es una realidad (y bendición si tienes la necesidad).

 

Ahora lo más importante ¿tú qué opinas?

Los mejores libros de Finanzas Personales: Parte II

Bienvenido a este 2012. Entre los 12 deseos, uno de los más comunes es el de mejorar tu salud financiera. El año pasado, publiqué la primera parte de la lista de libros que te ayudarán a mejorar tus finanzas.

Del mismo modo, aquí está la parte complementaria con otros 5 libros más que te ayudarán a lograr tus objetivos financieros desde lo más importante: tu mente.



 

The Intelligent Investor – Ben Graham

Escrito en 1949, Warren Buffet se refiere a él  en el prefacio como el mejor libro escrito sobre invertir. Partiendo de ese elogio, el maestro de Buffet escribe acerca de cómo tomar las mejores decisiones al invertir. Este libro es un clásico, cubre la mayoría de los temas que interesarían tanto a un inversionista profesional como a un principiante con ejemplos ya revisados.  Te ayudará a discernir entre oportunidades verdaderas y espejos.

 

The Millionaire Next Door – Thomas Stanley, William Danko

Estos autores realizaron estudios durante 30 años para ver qué hacía diferentes a los millonarios. En el libro comparten sus hallazgos y podrás enterarte de sus patrones de comportamiento, actitudes y cómo toman sus decisiones.


Why Smart people make big money mistakes –  Gary Belsky, Thomas Gillovich

 Este libro da un paseo por la “economía del comportamiento” y nos muestra de forma sencilla y rápida (el libro es corto) por qué las buenas decisiones financieras no dependen del coeficiente intelectual, sino de evitar barreras psicológicas y como evitarlas. Muy recomendable.

 

How to win friends and influence peolple – Dale Carnegie

 No dejes que el título de este libro te engañe. Sea cual sea nuestra profesión necesitamos socializar e interactuar con los demás. Este libro ha vendido más de 15 millones de copias y ha abierto paso a grandes cursos a lo largo del mundo. La base del libro son principios para tu trato con los demás, tanto en lo personal como en los negocios. Muy digerible y entretenido.

Happiness – Mathieu Ricard

No todo es dinero, ni rendimientos, ni ganarle al mercado. ¿Qué buscas hacer ya que tengas tu dinero? ¿Qué te hace feliz?  Este libro presenta un análisis profundo pero a la vez muy digerible hecho por un doctor en genética molecular que se hizo monje budista y ha trabajado directamente con el Dalai Lama.  En la búsqueda por ser una mejor persona es necesario hacer reflexiones, y este libro sirve para hacer una de gran calidad. Recalca la importancia de reflexionar y conocerse a si mismo.

La nueva corriente de las finanzas personales: La automatización

Como parte de las vacaciones en el país del norte, pude pararme por algunas tiendas de libros. Dentro de ellas noté el libro “I will teach you how to be rich” de Ramit Sethi, promovido recientemente como el nuevo gurú de las finanzas personales por varios medios. De modo que me interesó su proyecto, leí su blog, hojeé su libro y busqué algunos comentarios por internet hasta encontrar qué hace diferente su movimiento: automatización.

Días después y aún de viaje, en la sección de finanzas de un noticiero, hablaban de cómo mejorar el flujo del dinero a través de este proceso y la mejora en la vida de las personas que lo utilizan.

Así que ya encontrando un patrón en diferentes expertos e investigando tanto a los autores como a los usuarios de este método, aquí un resumen de lo que trata la famosa automatización:

  • Sethi estudió la psicología de las personas y se dio cuenta de que las personas saben lo que tienen que hacer, pero no lo hacen porque son “débiles” y sobretodo, porque no hay facilidad en el proceso. Todos sabemos que debemos dejar una parte del ingreso para ahorrar, otra para invertir, otra para cubrir nuestros gastos, incluso otra para darnos algunos lujos. La teoría de Sethi es que el éxito con el dinero no radica en la fuerza de voluntad, sino en la creación de un sistema simple de flujo de dinero.

 

Automatización significa programar tu ingreso para que se distribuya por sí solo a través de cuentas, para que siempre pagues a tiempo tus deudas, inviertas a tiempo y gastes sólo lo que tengas a la mano.

 Sethi no cree en prohibirte gastar en cosas pequeñas, sino en ahorrar en cosas que importan: negociar una tasa de interés de tu tarjeta de crédito o hipoteca, la renta de tu casa y poder gastar en grande en lo que amas.

 

Aquí un diagrama ejemplo de cómo realiza un flujo una ama de casa estadounidense. Digamos que recibes tu ingreso el día primero de mes, entonces programas retiros el día 2, tanto para tu inversión, tu cuenta para el retiro, tus tarjetas de crédito y otros gastos. Así evitas retrasos e intereses, y el dinero restante es tuyo para gastarlo a diestra y siniestra.

En México y otros países esto ya es posible y tiene el nombre de domiciliación. Esto se hace y programa para el día que tu indiques, normalmente uno o dos días después de que se perciba tu ingreso. Tanto casas de bolsa como operadoras de fondos ya tienen la capacidad para mover el dinero cuando lo dispongas.

Creo que el éxito de estos programas radica en la simplicidad que dan a los usuarios, tanto en tiempo como en esfuerzo. Además, van creando una disciplina y hábito. Para las personas muy organizadas, puede parecer risible, pero para los desorganizados, es un simple abrir de ojos que requiere una mínima inversión de tiempo y grandes resultados. Basta con enlazar las cuentas y establecer los días. Es un sistema basado en el sentido común, pero que va despertando más interés cada día.

¿Te gustaría intentarlo?

PD: Aquí el link con el contenido detallado del proceso.

¿Qué tan buenos son los fondos indizados y ETFs?

En este espacio he recomendado el uso de estos instrumentos para crear riqueza a largo plazo. Incluso Warren Buffet los recomendó para los usuarios en general dentro de una cápsula de finanzas personales. ¿Realmente funcionan?

¿Qué son?

Son instrumentos de inversión que siguen (trackean) un índice determinado. Es decir, si el índice específico sube 1%, tu fondo o ETF gana 1%. En México, por ejemplo, siguen al Indice de Precios y Cotizaciones, el IPC, aunque los hay de cualquier índice del mundo.

El fondo indizado se compone de las mismas acciones del fondo, y se rebalancea diariamente para ajustarse a su comportamiento. Normalmente se tardan unos 3 días en liquidar órdenes, es decir, en tener tu dinero listo en tu cuenta en caso de que vendas.

Los ETFs (Exchange Traded Funds) son instrumentos de inversión que no necesariamente poseen los mimos activos que algún índice, pero siguen su comportamiento. Se comercian como acciones, por ende, se liquidan al mismo día en el que se coloca la orden.

¿Y si funcionan?

Resulta que Brad Barber y Terrance Odean, de la Universidad de California en Berkeley se han dado a la tarea de demostrar quién gana la carrera entre los traders activos y los inversionistas pacientes. (Nótese la diferencia: el inversionista obtiene un rendimiento gracias a los resultados de un negocio, no del comportamiento del mercado) ¿El resultado?

Como se puede ver en la gráfica, algunos traders SÍ logran un rendimiento superior a los inversionistas pacientes,  PERO SOLO EN EL RENDIMIENTO BRUTO (Barra en blanco). La barra en negro, el rendimiento neto, muestra que sólo aquellos inversionistas verdaderamente pacientes, constantes y fieles a su estrategia a largo plazo, y aquellos que confiaron en los fondos indizados, obtienen rendimientos superiores NETOS que cualquier otro tipo de inversionista.

¿En donde está el truco? 

La diferencia está en que el comprar y retener (buy and hold) minimiza los costos de transacción que tienes por cada orden de compra o venta. Por eso el título de la gráfica: Mientras más rápido corres, más te atrasas. En realidad, siguiendo esta forma de buscar rendimientos en el corto plazo, te agotas, te estresas y haces rico… pero a tu bróker o sistema de compra-venta.

Este estudio forma parte del libro The Intelligent Investor, en su versión actualizada, escrita por Ben Graham, el padre del “Value Investing”. ¿Funciona? Pues digamos que él fue textualmente, el maestro de Warren Buffet. Tanto así, que en el prefacio, Warren lo considera el mejor libro de finanzas escrito hasta la fecha.

Al comprar uno de estos fondos, garantizas costos de transacción muy bajos y un rendimiento fácil de seguir a donde vayas, además de una seguridad a largo plazo. Recuerda la gráfica ascendente del IPC y sobretodo, las bondades de la paciencia.

PD: aquí una lista de los mejores libros de finanzas personales tanto por valor, como por utilidad.

¿Qué vas a hacer con tu aguinaldo?

Por estas fechas debes de estar a punto de recibir tu aguinaldo y ya es momento de ponernos a pensar qué hacer con él. ¿Cuáles son las mejores opciones? Aquí te dejo una lista con sugerencias y el por qué.

  • Pagar deudas de tarjetas: ¡Imagínate empezar el año sin deudas! Libre, a gusto, y siendo “Totalero”. Nada de llamadas los domingos por la mañana del banco, nada de preocupaciones.  ¿Qué rico no?
  • Mejoras a tu casa: Esta época puede favorecer algunos pequeños cambios de los que traigas ganas. Una impermeabilizada, cambiar una puerta, poner un jardín, comprar algunas plantas, o cualquier mejora que necesites, el aguinaldo puede servir de apoyo para mejorar tu entorno en casa.
  • Adelantar pagos de tu hipoteca: Este año escribí un post dedicado a esto. Puede ser una muy buena idea ya que te ahorras tiempo e intereses en el pago de tu casa.
  • Invertir en un fondo: Siguiendo el consejo de Warren, nada como empezar a tener un fondo que te permita generar intereses e ir formando tu patrimonio. Busca que los rendimientos sean superiores a la inflación para que no pierdas poder adquisitivo.
  • Adquirir una cuenta para comprar acciones: Desde 10,000 pesos ya puedes ser todo un bróker, para demostrar tus habilidades ganándole a Mr. Market. Entre las opciones están e-Vector, Bursanet de Actinver, GBM Home Broker y Blink de Banamex.
  • Abrir una cuenta de débito: En caso de que no tengas una cuenta de débito, es buen momento para abrir y olvidarte de andar cargando más efectivo del necesario. Es más seguro, cómodo y esperemos que sea más usado. Existen cuentas que no te piden saldo mínimo ni te cobran por manejo de cuenta. También así podrás realizar depósitos por internet, pagar servicios y transferir fondos de cuenta a cuenta. En pocas palabras te facilitas la vida.
  • Empezar tu fondo de emergencias: Un fondo de emergencias (como el nombre lo indica) te rescata en caso de que tu ingreso se vea afectado por algún evento. Tú decides qué tan grande quieres que sea, ¿Cuánto tiempo podrías estar sin sueldo?
  • Comprar libros para desarrollar tus habilidades: Pueder ser que tu casa no necesite mejora, pero como seres humanos, siempre buscamos mejorar. ¿En qué te gustaría mejorar a ti? Nada como un buen libro en estas fechas para agarrar impulso para este año que ya viene.
  • Hacerte un chequeo médico: Y así como sabemos lo que podemos mejorar a nivel intelectual, la mejor manera de saber lo que podemos mejorar a nivel físico es con un chequeo médico. Puede prevenir y corregir mucho.
  • Contratar un seguro: Yo recomiendo cuidar 3 cosas principalmente: Gastos médicos, un seguro de vida para proteger tu patrimonio y el de autos, ya que con el simple hecho de salir a manejar, estamos expuestos a un riesgo. No importa cuánto cueste cubrirte, el rendimiento de estos instrumentos en caso de algún evento te sorprenderá.

Ahora si… ¡Felices fiestas!